Para eliminar las sensaciones de pesadez en las piernas o para estimular el sistema linfático, tres sesiones por semana son suficientes. Los especialistas recomiendan esta frecuencia durante un período de 3 meses. Tan pronto como el resultado es notable, el paciente puede cambiar a una sesión por semana para mantener la forma.