La elección de un televisor de 80 cm. dependerá, por supuesto, de sus necesidades. Aquí, debemos admitir que es bastante complicado identificar las necesidades de cada uno. Por ejemplo, está el usuario que busca constantemente el máximo rendimiento, incluso para su dormitorio, y otro que puede estar satisfecho con lo esencial, incluso para su sala de estar. Y, por supuesto, lo contrario es cierto, el que prefiere la mejor actuación para su sala de estar, y que puede estar satisfecho con lo esencial para su habitación. Por lo tanto, tendrá que elegir entre diferentes calidades de resolución, entre las diferentes características ofrecidas, etc., según sus necesidades y expectativas.