Hay muchas buenas razones para optar por un mini horno. La principal ventaja de este tipo de aparato es que ocupa muy poco espacio. Es el equipo perfecto si no tienes mucho espacio en tu cocina para instalar un horno tradicional, una estufa o un piano de cocina. De hecho, la capacidad máxima de un mini horno La capacidad total del sistema es de 70 litros. Esto es suficiente para hacer preparaciones para 5 o más personas. Ahora es un equipo eficiente y versátil que puede ofrecer varios niveles de cocción. Ahorro doble (más económico y consume menos energía) Aparte del ahorro de espacio, la otra ventaja de recurrir a un mini horno eléctrico es que ahorra dinero. En primer lugar, es un electrodoméstico de cocina asequible. Puedes permitirte un modelo básico entre 50 y 100 euros. Esto es mucho más bajo que el precio de un horno o estufa tradicional. Aparte del precio, el mini horno también tiene el mérito de consumir un mínimo de energía. Podrás usarlo regularmente sin preocuparte de que tu factura de electricidad se duplique.