Ahora que ha elegido el abrasivo que va a utilizar para el lijado, necesita preparar su superficie. no tiene características sobresalientes Si está lijando una pieza pequeña, asegúrela con una mordaza o abrazadera. Antes de lijar un mueble, asegúrese de que esté estable. Proteja su entorno del polvo antes de empezar a lijar, especialmente si trabaja en interiores.