Este es esencialmente el concepto que ha elegido. Los modelos manuales no causarán ninguna preocupación en este punto ya que trabajan en un principio puramente mecánico. Es bastante diferente para los modelos eléctricos. Es más prudente limpiarlos con un paño húmedo.